KPOP Argentina

The Mirror

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Star The Mirror

Mensaje por Marti-chan XD el Miér Jun 20, 2012 1:34 am

Bueno... este es mi primer fic así que perdón por los errores que pueda tener, tiene dos capítulos así que después voy a publicar el otro... ha! antes de que me olvide Gunwoo, Seyong y Chaejin son miembros del grupo llamado MYNAME que debuto el año pasado

Nuestros padres habían sido amigos desde hace ya muchos años, casi siempre se reunían. Cuando tenía siete años, si más bien lo recuerdo, fue en una hermosa mañana de abril en la que tus papas nos dieron la noticia de que iban a tenerte. Nos sentimos tan felices, sobre todo yo porque, ya que era hijo único, tú serias como un hermano para mí.
Así fueron pasando los meses, los ojos de tu mamá se iluminaban cuando acariciaba su vientre… dentro de mí, sabia que serias una persona muy especial y sin duda alguna sacarías esa hermosa sonrisa que tanto caracterizaba a tus padres.
Por fin, un veintiséis de diciembre, recibimos la tan esperada llamada, salimos lo más rápido que pudimos hacia el hospital. Cuando llegamos nos dijeron el número de la habitación donde te encontrabas, como los ascensores estaban ocupados, subí corriendo las escaleras, abrí la puerta y… ahí estabas, dormido en los brazos de tu mamá. Me acerqué y me subí a la cama _ se llama Chaejin _dijo tu papá, mientras te ponía en mi regazo_ Chae… Chaejin _ atiné a decir, en ese momento una pequeña lagrima brotó de mis ojos, no lo podía creer, eras hermoso… te veías tan pequeño y frágil.
Desde ese día jamás nos separamos, siempre hacíamos todo juntos. Los años pasaban y cada vez te hacías más lindo y dulce. Todo parecía perfecto o… eso creí hasta que una fría y sombría noche de noviembre, mientras los dos dormíamos abrazados en mi cama, el timbre sonó. Me levanté tratando de no despertarte pero, fue inútil_ hyung… ¿A dónde vas?... son las cuatro de la mañana _dijiste sin dejar de refregarte los ojos_ no pasa nada pequeño… solo voy a ver quien toca la puerta, sigue descansando _te di un beso en la frente y salí del cuarto. Justo esa noche nuestros padres habían salido a cenar, así yo tenía que cuidarte… quizás ya estaban de vuelta así que baje las escaleras y atravesé la sala. Por las ventanas entraban unas extrañas luces rojas y azules, no se porque pero tenia un mal presentimiento. Giré el pomo de la puerta y la abrí, detrás de ella apareció el rostro serio de un policía_ ¿tu eres Lee Gunwoo? _dijo el hombre, sentí como un frio seco atravesaba mi cuerpo, tenia tanto miedo que apenas pude contestar un simple si_ lamento decirte que tus padres sufrieron aun accidente… el auto donde viajaban, junto con otra pareja, fue envestido por una camioneta que venia en contramano _comencé a temblar… las manos me sudaban_ ¿están bien?... ¿Cómo están los padres de Chaejin? _exclamé al mismo tiempo que agarraba al policía de los hombros_ ellos… fallecieron, la madre del pequeño estaba muy mal herida… los médicos hicieron todo lo posible pero… falleció antes de llegar al hospital _solté al hombre… no sabia que hacer… pensé en lo mal que te sentirías si es que te contaba semejante tragedia_ Gunwoo… ¿Qué pasa? _me voltee y allí estabas, tenias los ojos entreabiertos por el sueño. Me arrodillé para abrazarte muy fuerte, tu también hiciste lo mismo_ pequeño… nuestros papas… _te separaste de mi unos segundos, me diste un beso en la mejilla y me sonreíste_ llegaran mas tarde ¿verdad? _tu inocencia es tan grande, cuando esbozaste esa sonrisa sentí como mi corazón se partía lentamente el miles de pedazos_ no Chaejin… ellos… fallecieron _en ese momento el brillo de tus ojos desapareció, unas lagrimas quisieron brotar de tus ojos pero tu hacías un gran esfuerzo por contenerlas_ ha… _esta vez fuiste tu el que me abrazó, escondiste tu carita en mi cuello y lloraste en silencio. Me sentí tan impotente, quería volver el tiempo atrás… quería hacer algo mas que solo acariciar tu espalda.
El velorio fue a la mañana siguiente y el sepelio un día después. Muchos amigos, de nuestros padres, y familiares nos ofrecieron su ayuda pero yo les dije que estaríamos bien y que viviríamos en mi casa. Como no quería llorar para no ponerte mas triste, después de que todos se fueron, fui al cuarto de mis padres y me senté justo en frente de del espejo antiguo que había allí. Observe mi rostro, mi mirada estaba opaca y mi piel era más blanca de lo normal. En ese momento la puerta se abrió, el ruido de unos pasos acercarse no impidió que siguiera mirando mi reflejo_ Gunwoo _escuchar tu vocecita me animó un poco… pero no lo suficiente, no quise mirarte porque sabia que si lo hacia podría llorar_ ¡hyung! _como seguí sin decirte ni una palabra, con las mejillas infladas por el enojo, te sentaste a mi lado y comenzaste a hacer aegyo, yo miraba el reflejo de aquellas hermosas muecas que hacías. Una sonrisa comenzó a dibujarse en mi rostro, te mire y tu también sonreíste, extendí mis brazos para que me abrazaras y así lo hiciste_ Gunwoo, no estés triste _me dijiste al oído_ nuestros papas no querrían que nos quedáramos llorando como si fuéramos unos bebes ¡no! ellos desean que sigamos con nuestras vidas… _me impresionó mucho la reacción que tuviste… por un momento no pareciste un niño de cinco años_ además, podría jurar que ellos quieren que siempre estemos juntos… que sonriamos como antes y si no quieres sonreír ¡esta bien, lo acepto! pero al menos deja que yo sonría por los dos ¿si? _luego de decir eso me dejaste solo en la habitación, pensé en lo que me habías dicho y si… tenías razón. En ese momento tuve una idea, busqué lápiz y papel en el escritorio que era de mi padre y comencé a escribir una pequeña canción. Esa noche antes de dormir la cantamos mientras veíamos una foto de toda nuestra familia_ en mis sueños te veré… en ellos seremos felices, jugaremos y reiremos, otra vez, al lado de mamá y papa que nos miran desde el cielo… pero hasta que ese día llegue cuando te mire sabré que tu eres mi cielo, que eres mi paz… luego reiremos como antes porque ya nada nos va a separar_ esa es nuestra canción.
Once años pasaron en un abrir y cerrar de ojos, hoy yo tengo veintitrés años y tu tienes quince, dentro de unos días cumplirás los dieciséis. Desgraciadamente tuvimos que mudarnos cada uno a su propio departamento porque debíamos estudiar en universidades diferentes, pero a pesar de eso seguimos viéndonos y todas las noches, antes de dormir, te llamo para cantar juntos nuestra canción.
Siempre te he considerado mi mejor amigo… pero desde hace ya dos años el cariño que siento por ti es especial… siempre que te veo mi corazón se acelera, tengo ganas de estar siempre a tu lado, hacerte mio… pero jamás tuve el valor para decirte todo lo que siento por ti. Por eso, hoy me levanté decidido a poner fin a todo esto, desayuné, guardé en el bolsillo de mi chaqueta un pequeño estuche azul zafiro que descansaba sobre mi mesa de luz y me fui, lo más rápido que pude, hacia el café donde habíamos acordado encontrarnos la noche anterior. Hacia frio pero eso no iba a impedir que nos encontráramos. Cuando llegué, te vi charlando con un chico pelirrojo… lo mirabas diferente, nunca me habías mirado de esa forma… ¿Quién es el? ¿Como es que te conoce?_ ¡Gunwoo! _en ese momento que estaba por salir corriendo del lugar, tú me llamaste y fuiste a mi encuentro_ hola _te dije con pocos ánimos, al parecer tu te diste cuenta de lo que me estaba pasando_ ¿Hyung, pasa algo? _ Me preguntaste con tus hermosos ojos casi a punto de estallar en lagrimas_ n… no _por alguna extraña razón no quise mirarte… creo que fue por miedo a que descubrieras mis sentimientos de celos y odio_ él, es mi amigo… _dijiste mientras mirabas al chico que estaba tomando un vaso con agua _ no te pongas así _ fue un alivio sentir tus labios posarse sobre mi mejilla, yo no hice nada mas que abrasarte. Chaejin si tan solo supieras lo que siento por ti… si no fueras tan inocente, te abrías dado cuanta hace tiempo de mis sentimientos _ ven, quiero que lo conozcas _cuando tomaste mi mano sentí como un escalofrío se expandía rápidamente por todo mi cuerpo. Sonreíste, pero se notaba que no era porque estabas contento era muy obvio, al menos para mi, que te estabas forzando a sonreír.
Poco a poco nos acercamos a la mesa donde estaba “ese” chico_ Gunwoo, él es Seyong _trate de sonreír lo mas natural que pude… ¡realmente lo odio!_ es un placer _ dijo el muchacho cuando estrujamos nuestras manos, después de que nos saludamos me senté en la silla que tenia mas cerca, la cual obviamente era la que estaba entre tu y Seyong.
Hacia un gran esfuerzo para disimular mi enojo, al parecer estaba funcionando porque tú no dejabas de charlar con el pelirrojo_ y Chaejin ¿desde cuando conoces a Seyong? _pronunciar su nombre me dejó un mal sabor en la boca, ¡Quisiera matarlo!_ pues… Gunwoo, veras… solo conozco a Seyong hyung desde hace dos días… _no se porque te sonrojaste, y tampoco no se porque no me miras cuando te hablo, pero eso es lo de menos porque de solo pensar en que te estas enamorando de “este” me molesta y ¡mucho!_ él se mudó al edificio donde vivo y… me pareció buena idea ayudarlo a desempacar… _cuando volviste a mirarme mi corazón se calmó, tus mejillas estaban mas rojas de lo normal, comenzaste a temblar_ Chae ¿estas bien? _puse mi mano derecha en tu frente, estabas muy caliente_ esto… yo… disculpen _alejaste mi mano de tu rostro_ de… debo ir al baño _me miraste como diciendo que irías solo, te levantaste y te fuiste casi corriendo_ iré a verlo _dijo Seyong mientras se levantaba de su silla, yo lo agarré lo mas fuerte que pude del brazo_ sé que no te agrado Gunwoo _me miró serio, yo solo sonreí_ es por Chaejin ¿verdad? ¿Él te gusta? _no respondí, quise golpearlo justo en medio de los ojos… pero me contuve, porque a pesar de que yo lo odiaba él era tu amigo y debía respetarlo, aunque no quisiera. Sin muchas ganas lo solté y rápidamente fue hacia donde tú estabas. Después de que desapareció detrás de una pared lo seguí; ahí fue donde vi como sus labios se juntaron, esa fue la gota que rebalsó el baso, ya no pude contener mas mi enojo así que agarre a Seyong del cuello y lo estampille contra la pared… por fin tenia a este maldito infeliz acorralado, ya estaba listo para romperle la cara cuando… _ Gun… ¡Gunwoo! _gritaste, te miré, tus ojos estaban llenos de lagrimas, y tus mejillas estaban mas rojas que antes_ por favor… no le pegues _mi mundo se vino abajo, no podía creer que lo estuvieras defendiendo_ no… es lo que pien… _jamás terminaste esa frase porque te desmayaste, sin perder tiempo solté al imbécil de Seyong y te tomé entre mis brazos_ ¡Chae!... ¡por favor mi amor, respóndeme! _te di unas pequeñas palmadas en el rostro, pero no despertabas, la gente nos miraba ninguno se movía de su lugar ¿Cómo el ser humano puede ser tan indiferente ante los problemas de los demás?... comencé a llorar, no sabia que hacer. Toqué tu frente, estabas muy caliente y tu sudor era frio_ debemos llevarlo ya al hospital _dijo Seyong, en ese momento comprendí que no era tiempo de pelear, en este momento tu eras mas importante que cualquier estúpido ataque de celos.
Salimos corriendo del café, yo contigo en mis brazos_ sube _dijo el pelirrojo después de abrirme la puerta trasera de su auto, rápidamente subí, cerré la puerta y te recosté en el asiento_ Chae… por favor despierta _mis lagrimas mojaron tu hermoso rostro, no podía creer que esto estuviera pasando ¿Por qué Dios? ¿Por qué?... ¿porque tiene que pasarle esto al amor de mi vida?... ¡mierda no es justo!
El auto arrancó a toda velocidad, en el camino nos pasamos varias luces rojas, por suerte no había mucha gente en las calles de la capital a esa hora … pero eso no me importó demasiado, el solo pensar en que podría perderte me desgarra el alma, te abracé lo mas fuerte que pude y comencé a cantarte al oído la misma canción que cantamos, todas las noches, antes de ir dormir_ en mis sueños te veré… en ellos seremos felices, jugaremos y reiremos, otra vez, al lado de mamá y papa que nos miran desde el cielo… pero hasta que ese día llegue cuando te mire sabré que tu eres mi cielo, que eres mi paz… luego reiremos como antes porque ya nada nos va a separar… _el auto se paró de golpe, habíamos llegado, bajamos y entramos al hospital_ por… favor a… ayúdenlo _dije con la voz entrecortada a una enfermera, la cual trajo una camilla, unos doctores me ayudaron a acostarte en ella_ ¡esta teniendo convulsiones! _dijo una doctora, me quedé sin palabras, completamente paralizado_ por favor Dios mio protégelo _dije mirando el suelo blanco y brillante.



Che chic@s se puede poner lemon??? porque el segundo capi tiene una escenita medio fuerte, por eso antes de mandarme una macana... prefiero preguntar

Marti-chan XD
Kitten
Kitten

Mensajes : 3
Puntos : 1715
Fecha de nacimiento : 27/09/1996
Edad : 20
Localización : Catamarca (Argentina)

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.